Cine

Hace unos meses que vi esta película, así que aprovechando que la temática de la misma seguro atrae a los roleros (¿quién no siente al menos curiosidad sobre una película de trolls?) voy a hacer una pequeña reseña.

Antes de nada, comentar que es una película noruega. Creo que todavía no está doblada al inglés (al castellano dudo que se doble nunca), así que habría que verla en noruego como hice yo, eso sí, es sencillo encontrarla “por ahí” en buena calidad (HD a 720p) y hay subtítulos en español.

La película está rodada simulando ser un documental grabado desde la cámara de uno de los protagonistas, del mismo modo que puso de moda “El proyecto de la bruja de Blair”.

Se inicia con un grupo de estudiantes de periodismo noruegos que acuden a realizar un documental de investigación sobre un cazador furtivo que ha matado un oso. Su investigación les lleva hasta un extraño cazador que sale secretamente por las noches en su todo terreno marcado con arañazos de grandes garras.

A pesar de ser reticente al inicio, tras perseguirle y mucho insistir, les revela su auténtica profesión: es un cazador de trolls al servicio del gobierno noruego.

La idea de la película me parece muy original y el argumento está bastante bien llevado. Si bien la trama se vuelve algo monótona en momentos puntuales, hay bastante escenas de acción / tensión cuando se producen avistamientos con trolls que ayudan a mantener el ritmo.

Los efectos especiales están bastante logrados. No se opta por la vía fácil de usar escenas movidas y rápidas para intentar evitar mostrar a los trolls como hacen en otras películas de “monstruos”, sino que los enfocan claramente y aun así resultan creíbles.

Hablando de los trolls, me gusta especialmente que no salga un tipo “genérico” de éstos, sino que el protagonista nos habla (y muestra) distintos tipos de trolls pertenecientes a la mitología y cuentos noruegos (de tres cabezas, los que se convierten en piedra, los que explotan al morir, los gigantes…).

También se trata parte de su costumbres, forma de vida y tragedia (como lo de la autopista).

Hay algunos detalles que si bien están basados también en las historias tradicionales, hacen que chirríe un poco y no te puedas tomar la película muy en serio, por ejemplo que los trolls huelan a los cristianos, pero en general me parece bastante creíble.

A mí personalmente me hizo reflexionar si no podría darse el caso tratado en la película de que los trolls realmente existieran en reservas secretas ocultas a la gente común.

En definitiva, una película cuyo visionado recomiendo, no es ninguna maravilla ni marcará una época, pero está muy bien para pasar un rato entretenido.

Saludos.